Cambio de horario II

No rompas cimientos,
desconsuelo de hadas
comerse de a poco
no,
no quiero ser arena movediza
y luego volcán,
seamos mutuos
exploradores,
recién nacidos
sol a sol nuevos

No un nudo en la garganta
mejor un brillo cómplice

Deléitame, se mi arpa incitadora
no desentones,
cree,
en cada línea
escribe nuestra epopeya
Mi Úlises redimido
6 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes