Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2010

Lla-marte III

Me desnudas con tu lengua, con tus dedos, con tu mirada sobre mi pecho y disfruto de sentirte mordisqueando mi entrepierna.. ¡Mas por favor mas! Mi delirio crece al ver el gozo tatuado en tu mirada, y mis manos son espejos observando el paisaje de tu cuerpo, dejándome seducir por tu beso enardecido y tu lengua hambrienta, entre gemidos me vulneras, me posees muy lento, soy tu banquete de carne y alma, ¡Quiéreme Amor, quiéreme! y hazme vivirte, observa mi deseo crecer entre tus dedos, fuente en la que invocas al placer, a la ternura en tu voz adormecida, endulzando la mutua soledad ¡Mis labios al nombrarte se llenan de flores, de capullos que eclosionan cuando me besas y mi cuerpo destila amor y el tuyo despierta y me sostiene!, ¡Nunca mi vigilia fue tan esperada!! ¡Quiero beses mi Piel sin tregua, danzar contigo el vals de los sentidos!

Lla-marte II

Cuando el sereno nos cubra
 haremos de invidentes,
de cojos,
de escapistas,
muralistas sin escalera,
 ni tregua,
el cielo es nuestro limite.

Invierno

Imagen
¡Pesa el cansancio, los días, el sueño perdido y el bendito, maldito tiempo apretando mi cuello! ¡Deseo violentar los años pasados y arrebatarles la energía perdida! ¡Ayuda por favor!  ¡Jajaja!!



Lla-marte

Quiero describir el resplandor de la noche eterna,
agitada;
anhelo degustarte bocadillo de medio día,
 una señal,
un guiño inocente,
busco descubrir lo que tu sonrisa promete
 calentura y ternura en tu lengua domesticada;
 el temor a mi entraña hambrienta,
servirá de acicate a nuestra hoguera

Si uno pudiera encontrar - Jaime Sabines

La busqueda, la con stante gota que ira a la mar.. asi sea.

Solo en sueños - Tarumba

Tarumba y mi obsesión por este libro de Jaime Sabines... persecusión de mis jovenes fantasías y delirios... Solo en sueños.

Mi Pielafuera... jajaj!!

Imagen

Ella se desnuda para mi

Imagen
Ella se desnuda para mí
su pecho menudo sonríe
resbalan prendas
por su talle
su mirada una promesa,
magnético desafío,
sus labios conjugan versos
despiertan al viento,
al huracán,
sus dedos inauguran valles,
sus besos revolotean,
polinizan,
su presencia magnetiza
es mi casta diva.



¿Quien pudiera sumergirse en el valle de su silencio?

¡Quiero despertar el murmullo que la habita, hacernos una!