Reencuentro

No hay medias palabras solo el silencio galopando.

Nuestro encuentro es una larga espera,

un juego de espejos difusos,
¿Recuerdas nuestra primera vez?

Acepto mi larga infidelidad,
la inconstancia de mis emociones,
la tristeza de no acariciarte más que en sueños,
solo en la imaginativa,
creyendo que lees mis pensamientos.

Es triste no abrazarte con mas frecuencia,
con gozo denodado,
pero aquí estoy nuevamente,

¡Abre tus brazos y bésame!

Mi querida HOJA EN BLANCO...


Tu ausencia tiñe de gris mi añoranza de ti..

4 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes