Lla-marte

Quiero describir el resplandor de la noche eterna,
agitada;
anhelo degustarte bocadillo de medio día,
 una señal,
un guiño inocente,
busco descubrir lo que tu sonrisa promete
 calentura y ternura en tu lengua domesticada;
 el temor a mi entraña hambrienta,
servirá de acicate a nuestra hoguera
1 comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes