La casa de terciopelo



En la casa de terciopelo
me cobijo la noche
floté entre largos apéndices

Sostenida
elevada
desarmé el desvelo
la gracia me sustento


En la casa de terciopelo
el infortunio se corta
un abrazo fortalece
hay un desnudo refugio


La casa de terciopelo
ha visto pasar las eras
Imponente
sempiterna
y yo
la he visto a ella.


Escrito Pieladentro por Claudia Contreras
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes