Memoria



¿Qué es tu sexo entre mis manos?
¿Entre mis labios?
Solo un fragmento de tiempo mojándonos.
 
Tú, mi entorno preferido,
tú, mi guarida al dolor,
testimonio de mi latir por esta tierra,
tiempo desnudo entre mis dedos despertando.
 
Has comido de mi carne,
tierna, ferozmente,
desconsolada te vi partir,
reserve cicatrices para mi soledad.
 
¡Nunca como hoy te he amado más!
¡Eres mi rabieta preferida!
¡Mi león de guerra!
 
Déjame pastar en tu llanura, 
¡Se mi hoguera!

¡Soy la inclemente!
¡La imposible!
¡La que te ama sin reservas!


Poema y fotografía: 
Claudia Contreras
 
 
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente