Piel adentro



Sentir el río de sangre bombeando de una arteria a otra, celulas en continua renovación, un enmascarado cuerpo vibrante que ríe, llora, gime, goza, funciona, funciona, maquinita puntual, un nuevo día ¡Ah! un profundo gemido. Vuelvo a la vida tras morir en un sueño febril, ¡Vivir!, ¡Vivir! regalo inesperado que me corre gritandome toda.


Sentir dentro de la piel del alma.

Fotografia tomada de la pagina de http://www.afiladorsex.com, la cual recomiendo ampliamente


8 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes