Culos (Poema del Niño Serpiente)


Compactos, fláccidos, rebosantes,
no tres gracias,
sino dos.

Dos globos de oro,
una esfera de placer hendida,
dos canciones de amor.

Prietos, encajados, escuálidos,
no un triángulo de placer, sino
dos latidos de ternura.

Un sol en dos atardeceres,
dos lunas de verano, un círculo de ardor,
dos rodajas de sexo.

Dos se aman: Tú y yo.


Fotografia tomada de la Galeria de Afilador
6 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente