Atardecer de sangre sobre incomprensión tangible

Aire interrumpido a momentos,
golpe tras golpe,
¡No entiendo!,
dolor inmenso me invade,
sangre resbala,
cuello abierto.

Morir en vida siento,
¿Porque?
risotadas responden,
vida derramada inmisericordemente,
un palo, otro.

¡No más dolor, por favor!

Cuerda al cuello aprieta,
más,
más,
mas,
lenta tortura,
escapa mi vida.

Ojos suplicantes
¡mátenme pronto!,

¡Solo soy un perro!.

Dedicado a los torturados, a los muertos, a los caidos,a aquellos
que llamamos inferiores y tratamos como tal.

¡No al maltrato a los animales!

www.amigosdelosgalgos.org

4 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes