Traspié




Quiero ser consumida por el fango
sentir su cuerpo disipando cordura
desatar el secreto habitante de mi morada
escuchar su sentencia intermitente:

“Continuo vivo, aun no me has vencido, soy a quien le declaras tu sed, el que se moja con tu hambre, quieres ser una niña buena pero tu y yo sabemos que eso no te excita, necesitas sentirte hembra delirante ¿O me equivoco?”

Regresa de su ensimismamiento, deja de invocar el encuentro casual de anoche, fue un traspié se dice, reanudando su trabajo.
10 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes