Vertical

No me conformo, busco la contraparte, decia, su mirada era una saeta, ecuchaba intentando amarle por sus convicciones pero el ritmo pegajoso “Estoy pensando en amarte una vez mas” Invitaba al goce vertical, ¿Bailamos?

Extendio su mano y la pista le recibia cual vientre calido, ¡Qué oportunidad para estrechar su cuerpo y conducirlo, amarlo sin culpas, ni falsos pudores! Y lo mejor: A la vista de todos ¡Qué extasis mas sutil para un exhibicionista nato! (Como se le conocia entre sus intimos) Amante oportunista de niñas desoladas.


Dedicado a mi querido y admirado fotografo:  Carlos, por el placer que le produce bailar.
4 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente