Simulacro





Mi amante no existe, esta humedad entre las piernas es la más cruel de las mentiras, simulacro del placer, sátira de mis deseos, su complicidad una actuación, mi amante no me desea, su corazón pertenece a Lilith, ella lo recibe en su lecho de fuego y lo consume, el despierta hasta la tarde, contento, relajado, me lleno de envidia, de recelos, ¡Odio el día en que su monstruo vio al mío a los ojos y lo encandilo! ¡Me odio por ser débil, por desearlo aun sabiendo que su fidelidad es para ella! ¡Odio me excluya de su mente y emociones! Soy solo la sombra de lo que pudo ser y me duelo en mi noche oscura, me duelo en mi conformismo, no soy feliz y la renuncia es vomitada por mi boca, pero igual que el perro, regreso a ella una y otra vez, intentando que la herida sane, pero solo consigo gangrena…

¿Porque es tan complicado amar, desear, poseer? Tendré que recetarme olvido, una semana, un mes, el resto de mi vida , solo adoré una imagen, un aroma, su Falo sobre la ropa, sus labios besando, sus manos jugando con las mías, esa mirada al ser acariciado, su pausada voz, imagine su lecho, su sexo en mi adentro acariciando, imagine su pecho contra mi espalda, su pubis contra mi culo, la perversión de sangre, semen y orina que compartimos, ¡Todo fue un simulacro! Pero mi corazón no entiende de razones, suspira, llora, patalea, no se conforma, ¡Muérete ya!! Le grito, ¡Muere, muere, no molestes mas!

Escrito por Claudia Contreras

19 de Febrero 2012
@pieladentro

Fotografía de Marco Mendez, en twitter @no_mamendez




















3 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes