Miercoles de Cine -Directores Mexicanos





Si desde hace unos años el cine mexicano se asocia básicamente a las grandes producciones del trío conformado por Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejándro González Iñárritu, ahora un nuevo grupo de cineastas se abre paso a golpe de premios con una propuesta más modesta, alejada de Hollywood y más comprometida con el país.


El último reconocimiento a esta nueva camada de cineastas llegó el pasado fin de semana en elZinemaldia, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián (en Euskadi, Europa), donde Fernando Eimbcke recibió la Concha de Plata al mejor director por Club Sándwich, una película minimalista sobre la relación entre una madre y su hijo adolescente.



“En todos los festivales ahora en el mundo están apareciendo dos, tres o cuatro películas mexicanas interesantes”, señalaba con orgullo Eimbcke antes de saber que la suya iba a ser una de las laureadas del certamen más importante de los países de habla hispana.

Narcotráfico y migración en la gran pantalla

Solo cinco meses atrás, Amat Escalante recibió el premio a la Mejor dirección en la 66ª edición del prestigioso festival de Cannes (Francia) por el violento retrato del narcotráfico de su film Heli, mientras que los jóvenes actores de La jaula de oro, en la que Diego Quemada-Diez aborda el drama de la migración hacia Estados Unidos, se alzaron el premio Un Cierto Talento





.
“En México, hay como un renacimiento de un cine neo neo-realista con películas mucho más arriesgadas, que están en contacto directo con la realidad, que es muy fuerte”, dijo a la AFP Quemada-Diez, cuya ópera prima fue elegida para representar a México en los españoles premios Goya 2014.





Esta corriente de duro reflejo social, con un elenco de actores amateurs y que usa una estructura no necesariamente lineal es la que siguen Quemada-Diez, Escalante y su mentor Carlos Reygadas, premio al mejor director por su Post Tenebras Lux el año pasado en Cannes, donde también ganó el premio del jurado en 2007 por"Luz silenciosa.



Pero esta no es la única línea porque en esta nueva generación de cineastas de entre 34 y 43 años no hay temas, lenguaje o géneros comunes. Su diversidad sólo comparte la mirada muy personal y, sobre todo, muy mexicana.
“Si hay una nueva ola del cine mexicano tal vez es algo que no se puede saber en el presente, pero sí hay como una bola de nieve que nos va llevando a un panorama más optimista”, dijo Mariana Chenillo, premio a la mejor dirección en el Festival de Moscú por el humor negro de susCinco días sin Nora (2008).
Divorcio entre premios y taquilla
Existe, sin embargo, un divorcio entre las películas premiadas y el público, agravado por los problemas de exhibición que sufre el cine local; un caso que ejemplifica bien La jaula de oro, que ganó en mayo en Cannes pero no se verá en México hasta febrero de 2014.
Además, sólo un 21% de las películas en cartelera son mexicanas pese al impulso a la producción que da el Gobierno al ofrecer beneficios fiscales a las empresas que financien películas.
“El cine mexicano vive una contradicción porque, por un lado, las películas de autor que tienen buenos resultados en festivales tienen poca respuesta del público y las que no son premiadas tienen una respuesta increíble, más grande que en otros tiempos”, señaló el crítico Leonardo García Tsao, director de la Cineteca de 2006 a 2010.
Este año, se rompió dos veces el récord de taquilla. Primero con la comedia Nosotros los nobles, de Gary Alazraki, y este fin de semana con la ligera No se aceptan devoluciones, ópera prima del comediante Eugenio Derbez, que se convirtió en la más taquillera de la historia de México con casi 8.7 millones de espectadores.
En Estados Unidos, el film también se convirtió en el más taquillero de habla hispana desbancando a El laberinto del fauno, de Guillermo del Toro, algo que los expertos atribuyen a la importante y creciente público latino en el país.
“Hay un problema de acceso a los mercados para las películas no estadounidenses. Es algo que hay que conquistar y lo ideal es que el tema casuístico de Los nobles o No se aceptan devoluciones sea un tema regular”, dijo Mónica Lozano, productora del taquillero film de Derbez.





Somos seres sociales: twitter: @pieladentro @hosscox
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente