Lunes positivo - Lo positivo de ser negativo





Lunes positivo:
“Un pesimista es sólo un optimista bien informado” 
―Mario Benedetti
¿Te preguntas cómo ser optimista?
Ante una situación negativa, busca los aspectos positivos.
Siempre los hay.
Pregúntate, cómo puedes aumentarlos.

Analiza los aspectos negativos y separa los importantes de los que no lo son.
No es igual no tener para comer, que no tener para comer en un restaurante o el pastel que me gusta.

No es lo mismo, perder una relación por muerte, que por una discusión que podemos tratar de arreglar, cuando impedimos que nuestro falso orgullo intervenga.

No te quedes atrapado en lo malo que está sucediendo o que crees que va a suceder.
Enfócate en lo que si puedes hacer, para resolver o mejorar la situación.

Acepta que las cosas no siempre van a ser como tú quieres, pero no por eso tienen que ser malas.

No reacciones inmediatamente ante una situación.
Haz un alto, analiza la situación y busca por lo menos, tres alternativas.
Siempre las hay, no las descartes de antemano, guiado por tu pesimismo.

Todos los días al despertarte y antes de dormir, piensa en algo bueno que tienes, que te sucedió o que hiciste.
No tienen que ser grandes cosas.
La vida diaria está formada por momentos y por la suma de una gran cantidad, de pequeñas situaciones.

Cuando te quejes, te sientas víctima o con mala suerte, piensa en toda la gente que está mucho peor.
Esto no significa conformarte, significa reconocer una realidad.

La respuesta ante la pregunta de ¿Por qué a mí?, es ¿Por qué a ti no, si todo mundo tiene problemas y momentos de dolor?

No permitas que pensamientos como: "yo soy así", "a mi edad ya no se puede cambiar", etc., te limiten.
Siempre se puede cambiar, pero necesitamos esforzarnos para lograrlo.
Si tú decides no hacerlo, estás decidiendo tener una vida menos satisfactoria.

Reconoce tus errores y acepta que todos los cometemos.
Las únicas personas que no se equivocan, son aquellas que nunca hacen nada.
No te regañes por ellos, ni los utilices para comprobar, que a ti siempre te sale todo mal.

Utiliza los errores para aprender de ellos.
Piensa que las dificultades nos enseñan y fortalecen, preparándonos para enfrentar mejor, evitar o resolver futuros problemas.

Lee y escucha a la gente que habla sobre motivación y optimismo.
Pero recuerda que la información, es sólo el primer paso.
Necesitamos cambiar nuestros pensamientos y conductas.

Actúa, aunque te de miedo.
Valiente no es aquel que nunca tiene miedo, ese es inconsciente.
Valiente es el que actúa, a pesar del miedo.

Juega, ríete y desarrolla tu sentido del humor.
Aprende a reírte de ti mismo.




Somos seres sociales: twitter: @pieladentro @hosscox

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente