En el eco de tu voz

En el eco de tu voz, tierna y feliz planto mis sueños, duérmete Amor, déjate hacer, déjate llevar en la brisa transparente de una sonrisa viva, de esa melancolía que pregona tu acento, cuando transformas mi deseo en paz, mi hambre en mansedumbre, loba pacifica de tus bosques, toma mis manos, lame mis heridas, no hay mejor sonrisa que la de tu alma generosa, extiende tu corazón y déjame besarlo es de su sangre que el mío vive.

24 Octubre 2007
5 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes