Nocturnal

Image hosted by Photobucket.com

Madrugo en tu vientre,
en el cuarto menguante
de tu Luna constante.

Madrugo en tu labio
ferviente,
explorando su humeda
corriente,
sorbo,
beso
te beso.

Madrugo en tu sexo
que clama mi lengua,
que seduce mi vientre,
caliente, dispuesto.

Madrugo en tu pecho
en tu corazon de hombre,
que ama, que siente.

Vibrante espejo de luna
en que duermo
hipnotizada
por tu flotante reflejo.

19 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente