Epistolar (Piel a Piel)

Una de los grandes privilegios de que disfruto es de tener amigos con los cuales despertar emociones, con quienes entrelazar letras.

Quiero compartir con ustedes un poema que surge a partir de la amena charla epistolar con Armando (Les invito a leer "Números", detonador de mis letras).

Conversando contigo

A puerto seguro
diriges velas,
mírame en tu playa
sonriendo al viento.

Es mi pasión de letras
bálsamo
en tu helada noche,
lógica absoluta
de valores incierto.

He de pactar tregua
con Cronos y Eros
seduciéndoles
con caramelos estaciónales.

Comprare alas de libélula
para travesías ligeras.

Mi mundo, mudo testigo
te hace guiños.

En alquimia interior
mi catedral se agita
he de parir adjetivos
y liberaciones
abecedario nacido
de aritmética cúpula.

¡Gracias Armando por despertar respuestas!
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes