Nublado amanecer

Indigno cierre al brillo de tu sonrisa, esa que madrugo conmigo, en este despilfarro de serpentinas, me reanima la defensa de mi yo, el espejo roto y mi certeza de inmovilidad, destino en filos de incisivas demandas, desbaratada mi conciencia se revuelve, y si tú y si yo? porque la dureza, si me di a ti con toda claridad.? abrí el pecho y bebiste de su fuente.... y me dices que hay resaca y me cuestionas... no puedo ser mas que libélula constante, de que serviría negarme toda posibilidad, todo deseo si dentro se mueve la tempestad, agitada y constante?
Nunca mas seré la niña que imaginaste, nunca pediré concesiones al pasado ¿Para que mordisquear algodones inexistentes? ¿Para que desanudar cicatrices? ¿Para que abriste la casa, inundando con tu risa cada resquicio, si partirías inclemente persiguiendo un espejismo?

Guerrero de tu batalla aniquilas, desmiembras., quedo en tu campo de batalla, irreconocible, tus celos inesperados, fracturaron nuestro cielo, dime Amor ¿Cómo supero la devastación que me heredaste?
2 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente