Piel de Tigre

Por la mañana… un tigre baja

Soy un tigre ardiente que baja a tu cuerpo desnudo, sostenido solo por el deseo de seguir gimiendo como un animal nocturno en el regocijo húmedo de cada látido en tu corazón, mi lengua recorre despacio cada parte de ti, imposible salir de aquí, el clima nubla tu vista que se estremece sin volver a ver la luz hasta que termina la danza sobre tu piel, quedando dormida de placer.


Soy amazona que cabalga tu piel, que a destellos se entrega inmersa y nueva, sufre metamorfosis y sueña en intima danza, es mi mano la que recorre tus limites y los traspasa invocándote (un ruego sereno se hace presente)

"Baja tigre de tu montaña y bebamos la pequeña muerte".


Mi ardiente amazona sigue sobre mi vientre hasta que la muerte llegue día a día hasta tenerme a sus pies, déjame gritar de placer y sentir tu piel como una bocanada de sensaciones a cada paso que recorre mi cuerpo sobre tu ser, déjame calentar tu cuerpo y besarle con mi aliento, postrar mis labios sobre los tuyos y succionar tu alma entera pidiendo que sea eterna para no separarme jamás:


Mirada caricia/mirada beso
en tu curvatura lameré deseos,
he discurrido por tu cuerpo
en busca de tu luz,
iluminada bebo de su fuente.


Desatare amarras
o las haré más fuertes
en tu placer mi dolor nacimiento es.


En mi gruta un eco:
"Desliza tormentas en mi secreto anhelo"

Bello macho descubres tu alma hecha carne
regálame de ella y la reinterpretare.


En delirante sonata te sostengo:
Tigre que anida en mi Piel.

5 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente