Jaque Mate

Sientes el látigo de mi mirada y tiemblas,
ampula surge, duele placentera.

Relámpago que desgaja tu intimidad,
una luz atravesándote de cielo a suelo,
fuego lame mi entraña.

Dos miradas abrazadas sorben aliento

devoradores calcinados por su llama.
13 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente