Confidencia

Te dejo en fogata convertido, no cedo a tu dulce acoso, a tu búsqueda no me venzo, ¿Qué podría pasar? Sentir tu boca y el abrazo de tu erguido miembro... pero igual y perderme entre libertades y fantasías, ¿Cuantas veces me has follado con la mirada? y ese campo y ese sembradío han gemido tu deseo: “Te bese en todo rincón posible, sumergí mi lengua en tu deleite, tu me has amado y yo me descubrí deseoso de ti " Así me confesaste tu deseo... tu mojado anhelo...


Que no comparto, te confieso.


Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente