Propongo vuelos cortos

Y si tuviera alas,
de esas de celofán
y si creyera tanta palabrería,
seguro seria la mas pacifica,
mansa y sosegada ovejita del rebaño.

Pero no soy
maniquí reincidente.

Soy mujer en constante evolución
y amo el visceral encanto de mi cómplice,

su aparente calma,
su leve melancolía,
la torre que erige mi voz
cuando le pido con clamor de hembra amante,
complaciente me ama
perfecta comunión
superando lo imposible.

Soy tuya
y que claro queda cuando lo digo con gozo evidente:

Te amo mi niño goloso.

4 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente