Viajera

Surqué tu mirada en tierna complacencia
labré la noche tejiendo el amanecer,
mis dedos amaron entregarse a tu piel
deslizar el labio de tu melancolía.


Te escuché susurrar correspondencias
confitería de versos en lengua viva
abrió el continente imposible,
fugarmé en el fue inevitable...

3 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes