Dictámen

Te escribo desde la afilada nostalgia en que me has sumido, desde el valor de pesos que has dado a nuestra separación, ¡Quién diría al conocernos que acabaríamos en papeles denunciados¡
Las ocasiones en que te llene de besos, en que tu me amaste, en que sentí tu gemir proclamarse en mi ser, son ceniza, cal mojada, ¿Cuándo termino nuestro sentido? ¿Cómo transmuto en veneno la flor de promesas?
Sabré que somos espejismo...
Más nuestros hijos recordaran la amarga verdad, ahora somos estadística, un papel decretando sentencia: Divorcio, rebanados a porcentajes, a cifras convenientes, ¿Quién me pensiona la llaga de tu frialdad? ¿Cuánto tiempo pagare la penitencia de soñarte con absurdo apego?

(Nacio de una charla, que escuche en el transporte público, entre dos hombres ambos en proceso de divorcio)

6 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente