Dream

Escribire sobre tu pecho,
cada rosal florecido,
cada espina sangrante,
tanto que decirte
que arrebato al tiempo
fragancias y amanecidas.

Tengo tanto por decirte
y las horas se derriten
implacables,
envueltos en ceniza
nos encuentra la noche
angeles crucificados
tributo propicio
para dos soñadores.

¿Cómo es tu mirada?
acaso preguntas
es una firme circunstancia
¿Y el velo de tu sonrisa?
un campo de girasoles
no sabre decirte no
porque a tu aliento
me atengo.

5 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente