La noche me quema

La noche es un espejo y ahí me veo , me centro, me deslizo, me creo libélula eterna, pero no soy , no soy nada, solo una mascarada, mujer sexual, fervorosa creyente del calor de mi vientre, indicador absoluto de la vida penetrándome, vivo mi hoy con garras y dientes, lo vivo creyéndome parte de ese juego siniestro de tu carne entre mis dedos y tu crees que miento, me visualizas con tu moral barata, me mides con tu regla corta, no soy una mujer cualquiera , ¡SOY ESTA MUJER!, respetuosa de tu sentir , pero fiel defensora de sus creencias, sobreviviente de guerras perdidas anticipadamente, creo (a pesar de todo) creo en los amigos , en la lealtad, con furiosa sinceridad me manejo , y tu me castigas por no amarte a la medida de tu deseo, ¿Quién eres tú para decidir mis emociones? Solo ceniza perpetua, estupida incongruencia, eres lo que tú te has inventado y ¿Sabes algo? No creo en tus cuentos de hadas.



share your files at box.net
6 comentarios

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes