Invocando memoria

Olor a tortillas recién hechas
a postre casero,
a tierra mojada,
a tu beso de roja evidencia,
a mi llamarada en ti congelada,
a nuestra casa poseída y en fiebre,
a mi entrepierna de tu saliva sembrada,
aroma nuestro calcinando reproches.
1 comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes