La ví (II)

Nuevamente
Eros respira sobre su piel,
visión espléndida,
rebanando evidente fragilidad.
*
En tropel amanece el instinto,
flor morada de medianoche,
¡Veneno dame, provocadora!


La vi,
como aquella noche
acariciándome.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente