La ví (II)

Nuevamente
Eros respira sobre su piel,
visión espléndida,
rebanando evidente fragilidad.
*
En tropel amanece el instinto,
flor morada de medianoche,
¡Veneno dame, provocadora!


La vi,
como aquella noche
acariciándome.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes