Lunes Positivo. Comer sano Aun en la oficina




Hoy en día la mayoría de las personas enfrentan largas jornadas laborales y tienen que dedicarle tiempo a 2 o 3 de las principales comidas dentro de la oficina. Le realidad es que alimentarse saludablemente, tener una vida activa y una visión positiva sobre las cosas, es un pilar básico para mantener sano al organismo. 

Algunos de los beneficios que tiene son: 

• Reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. 
• Aumentar la energía y la autoestima. 
• Reducir la ansiedad y el estrés. 
• Disfrutar mejor del tiempo libre con la familia y los amigos. 

Además de estos beneficios, comer en forma saludable incide positivamente en el trabajo que realizas, porque si estas bien alimentado vas a tener mas energía y por ende a trabajar de manera mas eficiente que si no comes bien. Claro que en el día a día la mayoría de las personas que pasan de 8 a 9 hs en su trabajo comen en forma salteada, apurada, fuera de horario y manifiestan no tener tiempo para hacer algún tipo de ejercicio físico. La comida grasosa, muy condimentada, el café, las gaseosas, tarde o temprano causan gastritis, acidez, estreñimiento y colesterol alto, entre otras enfermedades. 

Por todo esto acá te paso algunos consejos que te van a servir para que te alimentes en forma saludable en el trabajo, para que te sientas mejor físicamente, para que cuides tu salud y te sientas mejor en las tareas que tenés que realizar. Acá van: 

• Ideal es que te prepares una vianda para llevar al trabajo, todo lo que puedas hacerte vos mismo va a ser mucho más sano que la comida que compres afuera. 
• Si por alguna razón no podes cocinarte y tenés que comer si o si afuera, trata de elegir lugares de comida sana, variada, donde los platos sean a base de verduras, y las cocciones no sean por fritura. Elegí para acompañar agua o gaseosas Light, y de entrada pedí una ensalada en lugar del pan con manteca, no sumes calorías vacías. 
• La clave es alejarte de los fastfoods (lugastes de comidas rapidas), sabes de cuales te hablo no? Siempre mira el menú antes de entrar. 
• Incorpora una dieta balanceada, esta te proporciona todos los nutrientes a lo largo del día, no en una sola comida. Los excesos en el almuerzo o la cena no son buenos para el organismo. 
• Tené bien en claro que cada persona necesita requerimientos individuales que se adecuen a sus características personales y a su estilo de vida por eso te propongo que consultes con un Nutricionista para armar un buen plan de alimentación. 
• Elegí alimentos de fácil digestión. Evita las comidas pesadas y grasosas que provoquen cansancio y pesadez estomacal. Esto te va a mantener ágil y alerta, por eso trata de consumír más verduras, más frutas y más lácteos. 
• Cuando comés solo comé!! Trata de no ingerir los alimentos de forma muy rápida, ni enfrente de la computadora, ni de pie, o mientras haces otras cosas. Mastica muchas veces y trata de estar relajado. 
• Evita ir a las maquinas expendedoras de aperitivos poco sanos. 
• Trata de tomar agua en forma seguida y evita tomar mucho café! 
• Si no tenés tiempo de hacer actividad física trata de no permanecer mucho tiempo sentado en tu escritorio, levántate para comentarle del mail que le mandaste a tu compañero, usa mas las escaleras el lugar del ascensor. Bajate una parada antes del colectivo así por lo menos caminas un poco mas. 
• Aprovecha la hora de la comida para desconectarte e intenta no hablar de temas laborales ni de temas conflictivos. 

Si tenés un poco de tiempo come al aire libre, para volver más renovado a tu puesto de trabajo. Hasta que se hace la hora del almuerzo o de salida, en la oficina picamos snacks de toda calaña para engañar al estómago. Los más típicos son ultra calóricos: bizcochitos, galletitas y golosinas. ¿No querés engordar? Entonces tené a mano estas 8 opciones light en el cajón de tu escritorio: 1. Galleta de arroz Carga con una injusta mala fama, pero es un verdadero hit. Contiene muy baja cantidad de grasas y azúcares, es nutritiva y produce esa sensación de saciedad que necesitás cuando el almuerzo parece no llegar más. Para untar con queso blanco descremado. 2. Barras de cereal Las de chocolate podrán ser las más ricas, pero evitalas. Elegí las que no tienen azúcar agregada (por ejemplo, las de Cormillot), que rondan las 53 calorías por unidad. Lee bien la información nutricional en el paquete para no pifiarle, la mayoría está entre las 150 y 200 calorías. Son una fuente de fibra. 3. Mini sándwich ¿Te quedaron las verduras salteadas de la noche anterior? Usalas como relleno de un mini sándwich vegetariano con pan integral y un chorrito de aceite de oliva. 4. Bastones de verdura De zanahoria, de brócoli y de apio, perfectamente untables con queso. Tres opciones perfectas para matar la ansiedad sin tener que recurrir a una bolsa de caramelos híper calóricos. El dato: los podés conseguir en las dietéticas. 5. Semillas varias Las semillas de girasol y las de calabaza son snacks bien naturales y saludables. Se consiguen en cualquier dietética y se venden por peso. Con 250 gramos hay para rato. Ideales para picar y seguir. 6. Muesli Es una riquísima mezcla de nueces, almendras, pasas de uva, manzana disecada y semillas de sésamo con avena. No es lo más light del mundo, pero un ¼ de taza es suficiente y aporta proteínas, vitaminas E y C, hidratos de carbono, fibras, lípidos y minerales. 7. Fruta de estación Las frutas aportan ese toque refrescante y sanador para los momentos en que el estómago clama. Además, tienen variedad de nutrientes, vitaminas y mucha fibra. Ojo con las ensaladas de fruta que venden en los quioscos: la fruta está fermentada y el jugo es sintético. 8. Rolls y rollitos de jamón y queso Este snack lleva producción, pero es muy fácil: ponés una feta de jamón cortada a la mitad sobre una de queso bajo en grasa y enrollás. Otra alternativa es preparar rollitos con fajitas rellenas, a las que podés agregar daditos de pepino, apio o zanahoria.


 Somos seres sociales  @pieladentro @hosscox
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Viernes el lado Oscuro de la independencia y sus heroes

Viernes oscuro: Embarazo Adolescente